miércoles, 23 de julio de 2008

EL TORNILLO.

  • CUENTO TECNOLÓGICO.
Dedicado a todos aquellos profesionales que día a día se enfrentan con la desconsideración de quienes por su propia ignorancia no alcanzan a entenderlos.
•Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla ...
•Un buen ejemplo es el caso del ingeniero que fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja ... una computadora que valía 12 millones de dólares.
•Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato.
•Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo.
•Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.
•El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.
•-"¿Cuánto le debo? "-preguntó.
•- "Son mil dólares, si me hace el favor".
•- "¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito?
•¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada!
•La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique".
•El ingeniero asintió con la cabeza y se fue.
•- A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza procedió a pagarla en el acto, sin chistar. La factura decía:
Detalle de servicios prestados.
•Apretar un tornillo: 1 dólar.
•Saber qué tornillo apretar: 999 dólares.
NOTA: "SE GANA POR LO QUE SE SABE, NO POR LO QUE SE HACE".

2 comentarios:

a dijo...

En noviembre pasado por un problema
familiar tuve que salir a buscar abogado. las conclusiones que escribi 4 meses despues:

Pactar honorarios bajos puede hacer que el profesional no se comprometa. Las visitas al juzgado, preparar los escritos, acompañarte a las audiencias, todo eso vale.
Pactar honorarios altos, no es garantía plena de que vaya a hacer las cosas bien.
Desacertar con la elección del abogado, no solo es plata tirada, sino oportunidades que este dejo pasar o cosas que dejo de hacer, así que si este "profesional" tenia honorarios accesibles, paradójicamente te termina saliendo muy caro.

Gustavo

ANDREA FADELLI dijo...

Gustavo:
Su comentario es muy atinado a la discusión. Pero debo necesariamente decirle que siempre hay que tener en cuenta que en un pleito inevitablemente siempre hay una parte que gana y otra parte que pierde. La excepción a la regla es que se llegue a un muy buen acuerdo, para que ambas partes salgan favorecidas; cosa que no siempre sucede.
En todos los juicios para que uno gane, el otro tiene que perder.
A veces a los abogados nos llegan casos que son por decirlo de alguna manera "indefendibles" o muy difíles de llevar, pero como todas las personas tienen el "Derecho de Defensa", como profesionales que somos debemos velar para que se respete ese principio, haciendo todo lo que esté a nuestro alcance. Como la palabra lo dice, debemos abogar por nuestros clientes, aclarando que el abogado no es un "superheroe".
Estimo que un buen abogado no es aquél que gana todos los juicios, sino aquél que hace la mejor defensa, obteniendo los mejores beneficios para su cliente.