miércoles, 2 de septiembre de 2009

El Habeas Data como Protección de los Contribuyentes

  • por Guillermo R. Mulet

AGRADECIMIENTO ESPECIAL PARA EL DR. GUILLERMO MULET.
Estimados lectores, tengo el placer de anunciarles que el Dr. Guillermo Mulet ha tenido la gentileza de enviarme un artículo de su autoría, titulado "El Habeas Data como Protección de los Contribuyentes". Mi más sincero agradecimiento para el Dr. Mulet por haber tenido la amabilidad de permitirme publicar su Obra en "LA ACTUALIDAD DEL DERECHO".

  • Introducción:
  • Lamentablemente, las autoridades públicas a cargo de la recaudación de impuestos (nacionales, provinciales y/o municipales) parecen no entender que la evasión y elusión de impuestos es un problema mucho más complejo, que requiere de otras políticas tributarias, tendientes a crear una cultura tributaria, de donde surja el cumplimiento de las obligaciones fiscales, atacando las causas del no pago de impuesto (control de grandes evasores, lucha contra la corrupción gubernamental, eliminación de impuestos distorsivos, simplificación del régimen tributario, etc.) y no sembrando el terror entre los contribuyentes. Sin embargo, por los medios periodísticos, vemos a los distintos administradores amenazar a los contribuyentes con publicar información sensible de los mismos o simplemente haciendo públicos procedimientos que deberían estar reservados a la esfera de conocimiento de la administración tributaria.-
    Ello sin hacer mención al conjunto de normas antijurídicas sancionadas por las distintas administraciones tributarias que contribuyen a crear una suerte de estado de sitio fiscal, al decir del Dr. Rodolfo R. Spisso.
    El Citado autor, en su obra “Tutela Judicial Efectiva en Materia Tributaria” Ed. Depalma, pág. 358, expresa al referirse a la política fiscal “El carácter errático e irracional del régimen tributario nacional, resultando de continuas modificaciones que se contradicen unas con las otras, periódicamente sancionadas, pone de manifiesto las bruscas oscilaciones de la política tributaria que sin rumbo fijo deambula de un extremo a otro, de una excesiva generosidad a un rigorismo carente de sustento jurídico, ético y moral”. Para continuar con el tema y demarcar las injusticias en materia tributaria expresa a modo de ejemplo: “… Y así, coetáneamente, mientras se permite al agente de retención que efectivamente ha retenido de terceros fondos que pertenecen al fisco, pueda regularizar su situación con remisión de intereses moratorios y punitorios y condonación de multas y de cualquier otra sanción, se aplican clausuras automáticas sin instrucción de sumario, coartando toda posibilidad de defensa de parte del imputado.-
  • La recopilación de datos por parte de la Administración Tributaria y la tutela de los derechos de los contribuyentes.-
  • El sistema de autoliquidación de impuestos, impone a las administradoras tributarias la verificación y control de los datos volcados por los contribuyentes en sus distintas declaraciones juradas. Esto, no sería un problema, sino fuera porque en nombre de la recaudación se violentan sistemáticamente todo tipo de derechos y garantías establecidas a favor de los administrados (Léase contribuyentes). Todas estas facultades, de las que se vale la administración tributaria para aplicar, percibir y fiscalizar los gravámenes, se encuadran en el poder de policía otorgado a tales efectos. Comparto la opinión de Gordillo, en cuanto el principio general debe ser la supremacía de los derechos individuales y la excepción las limitaciones y restricciones de ellos en virtud del referido poder otorgado en beneficio de todos los ciudadanos.-
    Así mediante las facultades inquisitivas del fisco, se recaba un sin numero información o datos de los distintos contribuyentes, provenientes de estos o de terceros.-
    El fisco en cumplimiento de sus tareas podrá (entre otras): citar al contribuyente, exigir la presentación de documentación, inspeccionar libros, anotaciones, papeles y documentos, solicitar copia de soportes magnéticos, información y/o documentación sobre los equipos de computación, solicitar oren de allanamiento y secuestro de documentación y obtener información de terceros.-
    Lamentablemente, muchas veces no se respeta el debido equilibrio que debiera existir entre las facultades de verificación y control del fisco en su legítima función recaudadora y el respeto a los derechos constitucionalmente otorgados a los administrados.-
    El Dr. Carlos María Folco expresa: “Para que la administración tributaria recaude y controle eficientemente a los contribuyentes, es necesario que cuente con adecuada información de terceros, de tal manera que le permita mantener actualizada sus bases de datos…” Procedimiento Tributario. Ed. Rubinzal Culzoni Editores.-
    Así la administración tributaria podrá requerir información de entes públicos, privados o particulares información sobre determinados contribuyentes, quienes a su vez tienen el deber de otorgarla ante el correcto requerimiento fiscal.-
    De allí y de otras facultades es que se nutre de información el fisco a los fines del cumplimiento de la fiscalización de los contribuyentes.-
    Toda esa información y/o datos recibidos en cumplimiento del poder de policía, salvo los datos meramente indentificatorios del contribuyente (Nombre y apellido, domicilio fiscal, categoría, C.U.I.T) deberán ser protegidos mediante el instituto del secreto fiscal, evitando así que la información conocida o brindada a la administración tributaria llegue a terceras personas.-
    En el congreso internacional de asociación fiscal, realizado en Barcelona en el año 1991, recomendó el respeto a la vida privada, instrumentando los procedimientos necesarios a los fines de resguardar la información obtenida y que la misma no llegue a terceros, respetando el secreto profesional e instando a que los administradores respondan por el uso indebido de la información en su poder.-
    Pero independientemente de la obligación de guardar secreto, instrumentada a través del instituto del secreto fiscal, existe otro medio idóneo que posee el contribuyente para resguardar la confidencialidad de sus datos.-
    Es a partir de la reforma constitucional del año 1994 que se incluye en el texto constitucional la figura del Habeas Data.-
    El habeas data se define como el derecho que le asiste a toda persona de solicitar judicialmente, la exhibición de los registros en los cuales están incluidos sus datos personales o los de su familia, para tomar conocimiento de su exactitud, requerir su rectificación, la supresión de datos inexactos u obsoletos o que impliquen discriminación.-
    Reza el artículo 43 tercer párrafo de nuestra Carta Magna “Toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de de los datos a ella referidos y su finalidad, que consten en registros privados y bancos de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes y en caso de falsedad o discriminación, para exigir su supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquellos”.-
    Mucho se ha dicho sobre la naturaleza jurídica del habeas data. Se lo ha definido como una subespecie de amparo, como una garantía, como amparo informático, etc.-
    Entiendo que en Argentina, el habeas data es un proceso constitucional autónomo y se define como un subespecie de amparo, que encuentra su autonomía en su fin especifico (Derecho Procesal Constitucional – Acción de Amparo - Pág. 677 Ed. Astrea).-
    Siguiendo al Dr. Enrique M. Falcón podemos decir que el habeas data tiene cinco objetivos principales; a) Que una persona pueda acceder a la información que sobre ella conste en un registro o banco de datos; b) Que se actualicen datos atrasados; c) Que se rectifiquen los datos inexactos; d) Que se asegure la confidencialidad de cierta información legalmente obtenida para evitar su conocimiento por terceros y d) Supresión del registro de la llamada información sensible.- ( Habeas Data y Agencias de Informes. Amparo. Habeas data. Habeas Corpus Tomo II, Pág. 178. Dr. Enrique M. Falcón- Ed. Rubinzal Culzoni).-
    Si bien como lo afirmara, el habeas data es un procedimiento constitucional, el mismo se haya reglamentado por la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales.-
    El objeto de esta norma se encuentra descripto en el artículo primero de la norma y tiende a la protección integral de los datos personales asentados en archivos, registros, bancos de datos, u otros medios técnicos de tratamiento de datos, sean estos públicos, o privados destinados a dar informe, para garantizar el derecho la honor y a la intimidad de las personas, así como también el acceso a la información que sobre las mismas se registre, de conformidad a lo establecido en el artículo 43 , párrafo tercero de la Constitución Nacional.-
    Del objeto de la Ley se desprende que se encuentran perfectamente incluidas en la presente norma, las distintas esferas tributarias, nacionales, provinciales y municipales, en tanto poseen registro, archivos y bancos de datos de sus contribuyentes.-
    Por su parte, la ley define los datos, como toda información de cualquier tipo, referida a personas físicas o ideales, realizando una clasificación de los datos de suma importancia, entre datos sensibles y datos personales. Cabe mencionar que la enunciación que con respecto a los datos sensibles que realiza la norma no es taxativa, pudiéndose incluir entre estos, aquellos datos que lleguen a conocimiento del fisco y entren en la esfera protegida por el derecho a la intimidad o privacidad. (Verbigracia, información comercial que pudiera beneficiar a la competencia o impedir la realización de determinados negocios).-
    De lo dicho hasta aquí se desprende que la administración tributaria, independientemente del resguardo de la información a la que esta obligada por el secreto fiscal, también deberá cumplir con las previsiones de la Ley de Protección de Datos, en cuanto sus normas la alcancen.-
    El Habeas data como protección de los contribuyentes
    Como ya lo afirmáramos, el contribuyente posee la herramienta de habeas data a los fines de llevar adelante cualquiera de las conductas descriptas en la norma constitucional.-
    La ley de protección de datos, establece un sistema de consulta previa, otorgando al banco de datos o registro un plazo de diez días a los fines de brindar el informe al requirente. Entiendo que esta consulta debe ser facultativa del legitimado, atento a que sobrepasa la previsión normativa del artículo 43 de la Constitución Nacional y por ende resultaría inconstitucional. Sin perjuicio, de ello, si el afectado o legitimado del habeas data, entendiera que existe peligro en la demora, podrá recurrir igualmente ante juez competente a los fines de que mediante una medida cautelar se resguarde su derecho a la intimidad y privacidad, obteniendo la confidencialidad de los datos que de ella se registren, rectificación o supresión de los mismos.-
    La legitimación activa, esta dada por la propia norma constitucional, la cual manifiesta “que toda persona” puede interponer la acción. Por consiguiente se entiende que no solo será la persona física, sino que además podrán interponer la acción las personas de existencia ideal, con la sola limitación de que los datos se refieran a la parte actora.
    El artículo 34 de la Ley 25.326 (reglamentaria del habeas data) expresa con respecto a la legitimación activa “..que podrá ser ejercida por el afectado, sus tutores o curadores y los sucesores de las personas físicas, sean en línea directa o colateral hasta el segundo grado… Cuando la acción sea ejercida por personas de existencia ideal, deberá ser interpuesta por sus representantes legales o apoderados que éstas designen al efecto.”
    La legitimación pasiva esta programada para que la acción sea dirigida contra registros o banco de datos públicos, o los privados destinados a dar informes, quedando excluidos los archivos o bancos de datos para uso exclusivo de sus propietarios, por estar éstos amparados por el derecho a la privacidad (artículo 19 C. N.) y por la inviolabilidad de los papeles privados (artículo 18 C. N.). Por ello cualquier contribuyente, del cual se hallen registrados sus datos en la administración tributaria podrá interponer esta acción con el fin de acceder al registro de datos y obtener la información que de él se posea, en su caso solicitar la rectificación, corrección, eliminación y asegurar en su caso la confidencialidad de la misma.-
    A tal efecto la demanda deberá interponerse por escrito, individualizando de la mejor forma posible nombre y domicilio del archivo, registro o banco de datos y en su caso el responsable del mismo. En el caso de los bancos, archivos o registros públicos bastará con mencionar el organismo del cual dependen.
    Dentro de los requisitos de admisibilidad de la acción se encuentra la necesidad de informar al juez las razones por la que se entiende que en los registros, bancos o archivos se encuentra la información referida al actor, los motivos por los cuales se cree que dicha información resulta discriminatoria, falsa o inexacta o confidencial.-
    Resulta interesante la facultad otorgada por el artículo 38 de la Ley 25326, en cuanto faculta al actor a solicitar que se anote en el registro, banco de datos o archivo, que la información contenida en éste se encuentra sujeta a proceso judicial. Ello notificará a cualquier persona que acceda a la información registrada que dicha información es susceptible de ser rebatida y que se encuentra cuestionada judicialmente.-
    Por otra parte, el mismo artículo faculta al juez de la acusa a ordenar el bloqueo del archivo referente al actor, siempre y cuando sea manifiesto el carácter discriminatorio, falso o inexacto de la información. Lamentablemente el legislador olvido establecer entre las condiciones que habilita el bloqueo del archivo la confidencialidad de la información. De igual forma, al ser norma reglamentaria de una garantía constitucional, la misma no puede ir más allá de ella, ni limitar los derechos establecidos por la norma de la Carta Magna, entendiendo que dentro de las razones que habilitan el bloqueo del archivo debe necesariamente incluirse la confidencialidad de la información.-
    Independientemente de la acción de habeas datas, presentada a los fines descriptos, ya sea como acción o como cautelar, si se comprobara que un funcionario público a violado el secreto impuesto a la información que se posea sobre el contribuyente o revelado datos que estuviera obligado a resguardar en la virtud de ley, su conducta podrá encuadrar en la figura típica de los artículos 157 o 157 bis del Código Penal, debiendo responder penalmente por su accionar.-
  • Conclusión:
  • I.- El habeas data es un proceso constitucional, una subespecie de amparo con un fin especifico.-
    II.- Constituye en un medio de protección del contribuyente, integrando el grupo de garantías tendientes a otorgar tutela efectiva a los mismos.-
    III.- Con el habeas data, el contribuyente podrá verificar los datos que con respecto al mismo posea la administración tributaria, lograr su corrección, eliminación, rectificación y/o su confidencialidad.-
    IV.- Verificada la violación del secreto fiscal y/o de la Ley 25326 (Protección de datos) podrá promover mediante denuncia penal y/o vista al fiscal el inicio del proceso penal, en virtud de lo prescripto en los artículos 157 y 157 bis, según el caso.-
  • Bibliografía consultada:
  • Tutela Judicial Efectiva en Materia Tributaria. Protección del Contribuyente ante el Estado de Sitio Fiscal. Dr. Rodolfo R. Spisso. Ed. Depalma.-
    Derecho Procesal Constitucional – Acción de Amparo- Dr. Nestor Pedro Sagues. Ed. Astrea.-
    Revista de Derecho Procesal – Amparo. Habeas Data Habeas Corpus- Habeas Data y Agencias de Informes- Dr. Enrique M. Falcón. Ed. Rubinzal Culzoni Editores.-
    La Violación del Derecho a la Intimidad a Través de la Informativa. Dres. Azpeitia Mariana A. y Azpeitia Juan José. Ed. Delta Editora S. R. L. CD-ROM. Doctrina Tomo 107 Folio 741.-
    Tratado Elemental de Derecho Constitucional Argentino- Bidart Campos Germán J. Tomo VI Editorial Editar.-
    Habeas Data- Dr. Enrique M. Falcón- Ed. Abeledo Perrot.-

2 comentarios:

Matilde Martínez dijo...

Excente el artículo del Dr. Mulet y también el blog. Soy colega y estoy organizando un blog sobre habeas data. Aspiro a que en el futuro, mi blog, pueda parecerse a éste. Felicitaciones e invito a participar en el blog de habeas data financiero. Saludos.
Matilde Martínez

Andrea Fadelli dijo...

Muchas Gracias Matilde.
Cordiales saludos.